Shackleton y su Ijam 5js

El otro día en clase de creatividad, Nacho Guilló, nuestro profesor, nos habló sobre la propuesta navideña de Shackleton de este año. Empezó contándonos que durante las ideas propuestas habían dos bandos, el bando que prefería regalar a sus clientes un jamón de calidad, y el bando que prefería regalarles un Iphone de apple.

Tras mucho dilucidar decidieron hacer un mix de ambos, y nació el Ijam 5js:

ijam5js.jpg

Este singular regalo navideño se basa en un jamón 5js pero presentado como si de un auténtico gadget «appleriano» se tratara. Enfocado bajo un punto de vista humorístico y cuidando hasta el más mínimo detalle, este regalo a simple vista puede pasar perfectamente por un auténtico gadget de apple a la española.

No solo crearon el Ijam 5js, sino el Ilom, el Ijam nano, el Iknife, etc. Os animo a que visitéis la web creada en exclusiva para Ijam, no tiene desperdicio, sobre todo el siguiente video explicativo:

Enhorabuena a Shakleton por su trabajo, pues una vez más nos sorprende con su genialidad.
Por cierto! el símbolo de apple es el culo de un simpático cerdito!! :mrgreen:

Webs comentadas: Ijam, Shakleton

Esta entrada fue publicada en curiosidades, gadgets, personal, Publicidad por Marco García. Guarda el enlace permanente.

Acerca de Marco García

Soy licenciado en Ingeniería Informática, carrera que me atrajo como buen friki de la tecnología, pero de la que no acababa de enamorarme, y por ello, una vez finalizada la carrera y compaginándolo con mi trabajo, decidí estudiar aquello que siempre me había atraído personalmente, el diseño gráfico. Estudié en distintas escuelas de la provincia y empecé a compaginar mi trabajo como informático, mis estudios de diseño y algún proyecto que me iba saliendo como diseñador. Como en todo, los comienzos son difíciles, pero sabía que aquel esfuerzo merecería la pena. En el año 2001 encontré mi primer trabajo como diseñador gráfico y desde aquel momento empecé a profesionalizarme en este oficio, hasta que en el año 2008 decidí dar el salto y montar mi propia empresa.

Deja un comentario