Todo lo que sea cuidar el medio ambiente me pone las pilas, y es que tenemos un grandísimo planeta que tenemos que preservar sea como sea. Por eso apoyo y apoyaré siempre todas las iniciativas que aporten, por poco que sea, su granito de arena.

Ahora llega Kleenex®, la marca original de pañuelos de papel, que en su afán por humanizar las redes sociales, está llevando a cabo una innovadora iniciativa en Twitter, a través de la cual se compromete durante un mes a usar únicamente tweets reciclados.

Bajo el hashtag #tweetreciclable, Kleenex® apuesta por el reciclaje de mensajes partiendo de la idea de que prácticamente cualquier mensaje que se quiera comunicar en Twitter se puede obtener de otros usuarios, y por tanto se pueden reciclar sin necesidad de generar contenido adicional. Desde el pasado 1 de julio, día en que comenzó la acción, y hasta el día 31 del mismo mes, la marca no generará contenido original en Twitter, reciclando mensajes de otros usuarios para comunicarse con sus consumidores.

En los tweets que recicla, la marca incluye el hashtag #tweetreciclable. Por cada #tweetreciclable que se retuitee desde el perfil de Kleenex®, la marca realiza una donación de 1 euro a WWF, siendo el objetivo la recaudación de fondos para el programa de reforestación de los bosques, evitando la desaparición de los mismos.

Los internautas pueden seguir en tiempo real el número de tweets reciclados y la cantidad recaudada por WWF/Adena gracias a una aplicación de Facebook en forma de contador de tweets generada por la marca.

Ayuda a Kleenex® con esta original y solidaria iniciativa, identifica los #tweetreciclable en el perfil de twitter de la marca y ¡recíclalos! Puedes hacerlo las veces que quieras y de esta forma estarás ayudando a la reforestar nuestros bosques.


Marco García

Soy licenciado en Ingeniería Informática, carrera que me atrajo como buen friki de la tecnología, pero de la que no acababa de enamorarme, y por ello, una vez finalizada la carrera y compaginándolo con mi trabajo, decidí estudiar aquello que siempre me había atraído personalmente, el diseño gráfico. Estudié en distintas escuelas de la provincia y empecé a compaginar mi trabajo como informático, mis estudios de diseño y algún proyecto que me iba saliendo como diseñador. Como en todo, los comienzos son difíciles, pero sabía que aquel esfuerzo merecería la pena. En el año 2001 encontré mi primer trabajo como diseñador gráfico y desde aquel momento empecé a profesionalizarme en este oficio, hasta que en el año 2008 decidí dar el salto y montar mi propia empresa.

1 comentario

Odi Montero · julio 6, 2012 a las 11:03 am

Buena iniciativa :)

Deja un comentario