Somos jóvenes, somos urbanos, somos inconformistas.

Kane Cruz es una marca de moda conectada con el mundo de la calle. Representamos a todos esos jóvenes inconformistas que se mueven en un entorno urbano, pero que no temen hacer valer su propia personalidad en un ambiente en el que los amigos y las experiencias es lo más importante.

Nos gusta que la gente sea rebelde, que haga locuras y cometa fallos, pero que nunca pierda los valores… ni sus sueños.

El joven guerrero.

Añadimos un factor humano a nuestra marca, nos acercamos a nuestro público no mediante un ente abstracto corporativo, sino a través de Kane Cruz.

El origen del nombre Kane es Irlandés, originalmente Cathán, del gaélico “cath” que significa “batalla” más el sufijo “-án” que es un diminutivo, dando como resultado “joven guerrero”. Además Kane tiene otros significados en idiomas como el japonés donde representa “oro” o como el hawaiano donde significa “hombre del cielo oriental” coincidiendo con nuestra procedencia, la isla de Ibiza, situada al oriente de la península ibérica.

Añadimos el contrapunto al nombre, dando un toque rebelde y callejero que conecta con nuestros valores urbanos y juveniles. Además de la sonoridad, cruz, representa una forma geométrica muy clara y con muchísimo simbolismo.

Equilibrio y expansión.

Cruz no es únicamente el apellido de nuestro nombre, sino que representa una forma geométrica muy clara y con muchísimo simbolismo.

Una cruz con los cuatro brazos iguales. Es un símbolo que se utiliza para sumar, avanzar o mejorar lo ya conocido, pero realmente el simbolismo de la cruz griega va mucho más allá. Representando en sus orígenes los cuatro puntos cardinales, las cuatro estaciones, y además de ser considerado como el símbolo del equilibrio entre lo masculino y lo femenino.

Utilizando el recurso del color, comunicamos expansión a través de los cuatro brazos, simulando una onda expansiva desde el interior hasta los extremos.

El color no puede ser una limitación.

En el sector de la moda, el color que hoy es tendencia, mañana podría no serlo. Por ello necesitamos un color atemporal, el negro.

El color secundario lo extraemos de nuestro propio nombre, “Kane” en japonés es “Oro”, que utilizaremos para complementar al color principal.

Pero el sector de la moda es un sector con infinidad de colores, por eso no queremos cerrar la posibilidad de que la marca pueda ser aplicada con colores diferentes y en tendencia. Contamos con una gama de colores auxiliares que no pone límite en el uso cromático. La marca tiene la posibilidad de utilizar cualquier color y adaptarse a las combinaciones de la prenda.