Apple: ¿el éxito del diseño?

marcoCreativo - iPod Icon Cada vez que intento llegar a la verdadera causa del “i-éxito” de Apple lo primero que me viene a la cabeza es el concepto de Diseño. Es, en realidad, más imagen que concepto, es una sensación muy peculiar que hasta ahora siempre ha conseguido escaparse de mis intentos de racionalizarla en una única palabra.

Sí, son bastante bonitas las cosas “i” pero también lo son otras tantas en el mercado; y además lo de bonito es muy subjetivo. Es elegante, es un dispositivo listo… Sí, pero será ésta la razón¿? Será lo más adecuado para un usuario convencido de PC¿? Y qué tal comparado con NokiaSamsungBlackberry¿? Bueno, lo “i” se puede actualizar todo el tiempo con aplicaciones para todos los gustos y oficios pero todavía… me parece que la tentación de convertirnos en parte de la iFamilia radica en otro lugar.

marcoCreativo - iFamily

Y allí está la pista: más obvia que nunca pero aún enigmática, significante, insistentemente reclamando la “revelación” ésta que está en la punta de la lengua pero… – la manzana mordida – ¿qué viene a decir? Todos sabemos la vieja historia del Paraiso perdido, la caída del hombre incapaz de resistir la tentación mas, TAMBIÉN: si lo llevamos más allá, es el origen del ser humano tal y como lo conocemos, la época del hombre que tiene derechos, honor y orgullo e, ignorante de si es pecado o no, vive su vida a su manera y según sus propias reglas. En breve: hemos cogido las riendas del futuro… y eso en un trocito de manzana, una pieza Apple, diseñada para ser vivida y disfrutada.

¡Aquí viene! ¡Nobleza, creo! Ésta será la cualidad, la magnitud para medir la calidad atractiva del Diseño Apple. La nobleza acentúa su apariencia, la inherente elegancia del toque – manejo despojado de toda actitud agresiva -, para algunos hasta su presencia significa clase. El iDiseño ha encontrado sin duda su lugar entre los fetiches de nuestro tiempo. Aunque no estemos entre los obsesionados con las marcas, todavía el iDiseño y el iEstilo son algo que merece la pena ser analizado como fenómeno actual y si no fuera por otra razón, para expresar en una palabra lo que es un deseo secreto de muchos: un agradable toque de nobleza y clase en nuestro bolsillo.

marcoCreativo - iPod Touch

marcoCreativo - ipod-icon¡PERO! Más a fondo descansa la realidad de la política de fidelización del cliente llevada a cabo por Apple. Cada tres meses es sacada una “nueva y mejor” versión de algo que ya nos tiene encantados y es casi inevitable, si no por razones económicas, proceder inmediatamente a la compra. Es bastante interesante, si nos damos cuenta, que especialmente en el ámbito europeo las campañas ATL no han sido tan intensivas. La popularización del iPhone, por ejemplo, ha quedado en la mayoría de los casos en manos de los operadores móviles locales. Varios juegos y competiciones regalan artículos de la serie iPod pero ellos ya son bien conocidos. Después de la presentación de lanzamiento de un producto por parte de la compañía parece que lo nuevo de Apple se convierte en noticia. Multiples páginas y blogs hacen eco de ello y así se agita la web creando la i-manía. En todos nosotros vive la sensación de que estos chicos sacan siempre lo puntero en tecnología. ¿Quién sabe esto en realidad? El ejemplo más reciente: todavía no ha aparecido en la página oficial de la corporación y ya es un boom – iPad – cuentan en la red, sacan imagenes del prometido tablet de Apple. Ya hay todo un mercado millonario que está ansiosamente a la espera del próximo milagro. Y no se le puede negar el encanto, ya racionalizo, ya veo cómo sucede, cómo crece esta imagen, pero… ya estoy contagiada… y leo, y busco. ¿¡Diseño supremo o publicidad sutil!? De todas formas, chicos, trabajo bien hecho.

marcoCreativo - Eye

PS: Y para dejaros pensativos al final, pregunto: ¿cuántos sabéis que un invento parecido ya ha sido anunciado? ¿Cuántos os habéis entusiasmado un tanto por él? A ver: (Microsoft Surface o As Coffee Table).

Artículo publicado por SeymoreGlass

El tiempo en el diseño

Hace poco la revista Gentleman publicó la entrevista del arquitecro David Fisher presentando el proyecto Rotating buildings (www.dynamicarchitecture.com). Se trata de unas torres rascacielos cuyos pisos podrán dar vueltas alrededor del eje del edificio independientemente unos de otros. La idea nace, según cuenta el mismo Fisher, de la decisión de incorporar al diseño la cuarta dimensión: el tiempo.

Dicha decisión no es tanto un invento revolucionario como un cambio de actitud hacia la noción de tiempo. Como concepto el tiempo es en realidad una magnitud que expresa y valora el cambio y el cambio no ha sido siempre visto con buen ojo. Durante siglos se ha relacionado con el envejecimiento, el desgaste, la desaparición, lo irreversible, por lo que la humanidad construía, esculpía, pintaba e imprimía para perdurar, para vencer lo que el tiempo tiene de destructivo. Solíamos transmirit ideas y grabarlas para la eternidad, venerabamos la belleza y la retratabamos, rendíamos culto a la juventud.

Pero… Parece que hoy ha llegado otro tiempo que quiere y merece llevar el protagonismo. Y no se trata de la idea modernista – el culto a la metamorfosis – ni tampoco de una idealizada evolución, sino de un proceso que nos hace a todos un poco de “creativos”. La semilla de este “hoy” ha sido el diseño interactivo, el diseño que hace al consumidor partícipe del cambio e introduce nuevas reglas en el proceso comunicativo consumidor-publicadad-producto o consumidor-producto. Partimos del encanto de la pantalla multitouch para aspirar a diseñar un cambio impredecible. El cambio es ahora paso a lo nuevo y lo nuevo o “nunca visto” ya no es temible sino valor último.

Y es cierto que la publicidad ya ha echado mano a ello en las campañas por internet que a veces nos dejan perplejos ante la pantalla o en casos cautivos de lo táctil e interactivo llevado a escala como la campaña de Nokia en Bélgica (http://miraloqueveo.com/?s=Nokia&searchbutton=go!)
…o la casa móvil de Vodafone que llega a tener vida propia (http://lacasamovil.com/).

El diseño del tiempo es un diseño lúdico,
un diseño que hace frente al aburrimiento y hasta podría eliminar la desilusión de lo “ya visto”. ¿Podrían diseñarse cosas que cambien en un proceso intervenido por el consumidor pero de manera inesperada? ¿Se puede diseñar para el cambio sin diseñar el cambio mismo? ¿Podría hacer uso de eso la publicidad si los efectos no serán del todo controlables?

marcoCreativo - Nixon´s THE NEWTON
Así una última proyección del tiempo a través del cambio resulta en otra magnitud: el valor de lo inesperado. Y como es inesperado, no se puede saber, pero, a lo mejor, se puede traducir en “¿cuánto me vale a mí soprenderme a mí mismo como publicista o consumidor?”.

Y mientras medito sobre el asunto, disfruto el otro lado de la moneda: el diseño del  tiempo. “Ladies and gentlemen, I give you…
Nixon´s The NEWTON:

Artículo publiado por: SeymoreGlass