¿Y qué es este martilleo en mi cabeza?

Ahora lo sé…

Yo, que no soy nada reticente, ni nada partidaria del ‘esto está muy visto’, que me importa más el cómo y si me llega de algún modo, estoy encantada con la versión personificada del dolor de cabeza. Y tengo que admitir que las pequeñas bolitas en las que se convierten tras las «vibraciones sonoro-curativas» de Nurofen, me dejan de un suave…

Y a nivel gráfico, el mundo blanquito, los colores corporativos de los bichitos buenos (ojo, que me he ido a MasterCard un momento…), el juego de las “ondas” para convertirse en el logo, y el toque Mac, pues además de suave me ha dejado contenta.

Esta apuesta por la personificación del dolor y la empatía, es de la agencia inglesa Mother/PSYOP.

Gracias a Fouablog.

Autora del artículo: MoniCopy