El poder de una buena historia

En creatividad publicitaria, el saber contar historias que cumplan con los objetivos de cada campaña es fundamental. Entretejerla desde el origen para no dejar cabos sueltos y saber exponerla al cliente para que la acoja como propia al igual que lo hacemos nosotros.

Por ello es muy importante no subestimar nunca el poder de una buena historia. E aquí un spot que lo demuestra :D

Spot Prohibido de Mastercard

Comercial bastante gracioso realizado para la marca Mastercard. Continuando con su campaña «Hay cosas en esta vida que no tienen precio, para todo lo demás, Mastercard», la marca, ha querido hacer un comercial más arriesgado y ha incluido a una pareja joven hablando de «favores sexuales» en la puerta de casa.

Yo creo que este comercial podría haber ido perfectamente en horario no infantil y hubiera causado un gran impacto.

Aclaración: blowjob = pete = mamada