Estos modelos ni se quejan ni se mueven.

Una de las cosas que más me gustan en cualquier ámbito y profesión, es el saber sacar el máximo partido a aquellas pequeñas cosas que muchas veces pasan desapercibidas. El ser capaces de, con pocos recursos, obtener unos resultados muy buenos.

¿Acaso te has percatado que esos juguetes o muñecos que pensabas tirar en algún momento, pueden serte de gran utilidad?

Experimentar con tu cámara e intentar recrear fragmentos de películas o sentimientos que a priori, estos seres inanimados no poseen. Y ser capaces de otorgarles vida por un instante me parece maravilloso.

Quizás me emocione demasiado cuando veo el partido que se le pueden sacar a unos pequeños juguetes, pero es que la creatividad no entiende de limitaciones, y estas fotos lo demuestran.

AQUÍ TODAS LAS FOTOGRAFÍAS

La importancia de una buena foto

En publicidad, es importante que la fotografía capte nuestra atención, ya sea a través de una situación irreal, de un buen retoque fotográfico o de una escena preparada que nos relate lo que está sucediendo. Quizás junto con un buen titular, este tipo de mensajes visuales son el anzuelo principal en una gráfica publicitaria, por ello tenemos que dedicarle especial atención a la fotografía que escojamos para nuestra composición.

En el caso de que tengamos que sacar una campaña gráfica urgente para un cliente, y no se nos ocurra nada original, es usual vernos echar mano de bancos de fotografías creativas ya preparadas para estos fines, que no solo agilizarán la finalización del trabajo, sino que muchas veces salvarán la campaña.

Viajando por internet me he topado con el surrealismo de Romain Laurent, un fotógrafo publicitario con una calidad en sus trabajos excepcional. En muchas ocasiones las ideas de las campañas nacen de una fotografía que hemos visto en internet, del trabajo de algún fotógrafo que quizás ya se planteó un briefing similar.

Y pensaréis… pues entonces la idea fue del fotógrafo… en algunas ocasiones puede que así sea, pero ahí es donde entra el trabajo del creativo publicitario, debiendo ser capaz de otorgar un nuevo carácter transmisor a la fotografía utilizada. Tened en cuenta que si todo se produjera en la agencia, no existirían los bancos de imágenes ni este tipo de fotógrafos, y para mantener la balanza es bueno que hayan profesionales y necesidades de todo tipo.

Podéis echar un ojo a otros fotógrafos publicitarios como Zena Holloway, Koen Demuynck o Christophe Huet.

Romain Laurent visto en XatakaFoto