BootB un paso más para la creatividad

logobootb.jpg

Navegando por la red me topé con esta sensacional página BootB la cual os voy a explicar en lineas generales en qué consiste.

Digamos que las marcas cuelgan sus briefs a los cuales les ponen un precio, el más barato que he encontrado son 1200 dólares, y lo normal en un brief para una marca son 9000, aunque los hay de más dinero.

Una vez que la marca cuelga su brief y le asigna un precio, pone un deadline (tiempo máximo que existe para que los creativos cuelguen sus ideas) y ahora entra el turno de los creativos…

Cada creativo puede colgar ilimitadas propuestas para cada brief, todo ha de ir explicado y con todo los documentos necesarios para que sea lo más atractivo posible para la marca. Una vez llegado al Deadline, la marca cogerá todas las propuestas creativas y tendrá un plazo de unos 6 a 14 días para deliberar y quedarse con la mejor idea, a la cual le dará el 90% del precio del brief, quedándose con el 10% sobrante BootB.

bootbweb.jpg

A resaltar que si eres tanto marca como creativo, no vas a pagar nada por registrarte, es totalmente gratis. Además de que las ideas que propongas únicamente las podrá ver la marca interesada y ningún otro creativo, siendo una comunicación directa entre la marca y el creativo. De todas formas la web posee un extenso FAQ donde podrás resolver todas las dudas que tengas.

Creo que tenemos ante nosotros un nuevo camino muy interesante en el que poder demostrar nuestra creatividad a las grandes marcas sin tener que trabajar en una gran agencia.

Se abre la veda a la creatividad sin límites y sin fronteras.

Web comentada: BootB

Esta entrada fue publicada en campañas, Publicidad, tecnología, web por Marco García. Guarda el enlace permanente.

Acerca de Marco García

Soy licenciado en Ingeniería Informática, carrera que me atrajo como buen friki de la tecnología, pero de la que no acababa de enamorarme, y por ello, una vez finalizada la carrera y compaginándolo con mi trabajo, decidí estudiar aquello que siempre me había atraído personalmente, el diseño gráfico. Estudié en distintas escuelas de la provincia y empecé a compaginar mi trabajo como informático, mis estudios de diseño y algún proyecto que me iba saliendo como diseñador. Como en todo, los comienzos son difíciles, pero sabía que aquel esfuerzo merecería la pena. En el año 2001 encontré mi primer trabajo como diseñador gráfico y desde aquel momento empecé a profesionalizarme en este oficio, hasta que en el año 2008 decidí dar el salto y montar mi propia empresa.

Deja un comentario