Tipologías de nombres de marca, naming, branding.

Aquello que no tiene nombre no existe.

En la prehistoria los objetos carecían de entidad, por que no tenían nombre… fue a partir de que el ser humano empezó a asignar un nombre a esos objetos que veía todos los días cuando empezaron a adquirir una entidad propia.

El nombre es la primera piedra, es el primer eslabón de la cadena del branding, es por donde empezamos a crear los diseñadores todo el universo gráfico de la marca. Por eso es tan importante y hay que dedicarle el cariño y el tiempo necesario para poder tener un buen nombre.

Antes de empezar con la clasificación, he de decir que en la creación del nombre no hay límites, podéis jugar como queráis para conseguir el nombre perfecto, pero bueno vamos a ver cuales son las tipologías más utilizadas y con las que podemos empezar a experimentar a la hora de crear nuestro nombre.

Descriptivos:
tal cual, describen el producto, un beneficio o característica o la propia actividad de la compañía. Por ejemplo Gas Natural, General Motors, Aerolíneas Argentinas. Son muy evidentes y fáciles de entender. El problema es que son más difíciles de registrar y aportan poca flexibilidad a la marca para futuras ampliaciones de negocio.

Sugerentes.
También se centran en comunicar una ventaja o característica del producto o servicio pero en vez de hacerlo de forma descriptiva lo hacen de una forma más creativa, a través de alguna metáfora o juego de palabras, como por ejemplo Youtube, Ray-Ban, Toys’r’us.

Acrónimos.
Es un naming bastante usual y se extrae de las iniciales de las palabras que conforman el nombre de la marca, como por ejemplo IBM, HP, CNN. Este tipo de nombres son muy utilizados en tecnología. El problema de estos nombres es que a primera vista es difícil ubicarlos por que no dan ninguna pista del servicio o producto que ofrecen.

Neologismos.
Son aquellas nuevas palabras construidas a partir de una o varias palabras que ya conocemos como por ejemplo Bocadelia, Evernote, Tupperware

Abstractos.
Son palabras totalmente nuevas y carentes de significado como Yoigo, Xerox, Kodak. Para construir un buen nombre abstracto hay que centrarse en la sonoridad de la palabra, ¿Cómo suena? ¿Qué transmite esa sonoridad? La ventaja es que probablemente no tengas problemas para registrar ni para adquirir el dominio aunque a veces te sorprendes con el tema de los dominios.

Evocativos.
Son aquellos nombres que parten de una raíz conocida y a partir de esa raíz conocida creamos una nueva palabra. Imaginarium, Vueling, Bankia.

Etimológicos o Foráneos.
Procedentes de idiomas antiguos, como el griego o el latín, o creados a partir de idiomas extranjeros. Nivea, Uterqüe, Volvo.

Nombres Personales.
Se utiliza mucho en marcas personales y también en moda. Se puede utilizar en empresas en las que queremos asociar directamente la marca con el creador o fundador como por ejemplo Jean Paul Goltier, Disney, Lacoste. Suelen tener fácil registro y suelen tener el dominio libre a no ser que haya alguien que se llame como tu y que también tenga una empresa. Todo puede pasar.

Onomatopeyas.
Es la imitación lingüística de sonidos naturales como por ejemplo Kit Kat, Boing, Crunch.

Conceptuales.
Son palabras que ya conocemos pero que se utilizan de forma conceptual para ser asociadas con un tipo de contenido distinto como puede ser Apple, Jaguar, Amazon, la característica de estos nombre es que puedes crear una historia alrededor de ellos, y asociar los conceptos contienen estas palabras a tu producto o servicio.

Presentación de marca vivro, música y sonido profesional.

Hoy toca hablar de esta presentación de marca para vivro®. Una de mis últimas presentaciones de marca que he podido realizar con la aplicación de Mac Keynote y que me ha permitido añadir animaciones durante la presentación y hacer así una presentación de marca más atractiva.

Vivro® es una marca de música y sonido profesional. El nombre nace durante el proceso creativo cuando construimos una nueva palabra a partir de una conexión entre el sentimiento de vibrar y vivir por la música. Una nueva palabra que define la pasión y el sentimiento que envuelve a todos los artistas y músicos a los que va a acompañar esta joven empresa argentina.

Presentaciones anteriores:
Presentación Grand Piano: https://youtu.be/2jmZeLlaCDc
Presentación Freezedome: https://youtu.be/Muxovq8uwpI

Logotipo, isotipo, monograma, imagotipo, isologotipo y sus definiciones.

Siempre estamos hablando de logotipo o logo pero… sabéis como se definen realmente las representaciones visuales de una marca?

Saber qué es un logotipo, un isotipo, monograma, imagotipo o isologotipo es necesario si queremos hablar con propiedad y educar a nuestros clientes al respecto.

También daré algunos consejos para definir un buen nombre y un buen isotipo.

Mira mi Proceso Creativo para Diseñar Marcas:
https://www.youtube.com/playlist?list=PLEjjMJidP5fOAqbngoOEwAW_zWfzrNmtH

Música compuesta y editada por mi.

Maestro Pizza: “El sabor internacional se mezcla con el sabor local”

¿La Pizza es un manjar local en Arabia Saudita? ¡Sorprendentemente, sí! El truco radica en el aprovechamiento de los gustos locales, mezcladas con la cultura internacional.

Maestro pizza es una nueva cadena de pizzerías saudita, que pretende hacer precisamente eso: combinar calidad internacional con un toque local, conociendo de primera mano los gustos y sabores preferidos de la región.

La pizza es un plato muy querido en el mercado de Arabia Saudita está bien preparado para pasar a la acción: la pizza resuena con la cultura, y se conecta con antiguas tradiciones locales de la nación, haciendo hincapié en las costumbres alimentarias locales. Sin embargo, conseguir una gran y auténtica pizza ha demostrado ser bastante paradójico: Las cadenas internacionales sirven pizza de calidad, mientras que las ofertas de las pequeñas o medianas empresas locales no siempre alcanzan el precio del mercado y lamentablemente no siempre se pueden sumar a la competencia. El mercado está dividido entre las cadenas internacionales que sirven comida de calidad, y las empresas locales, cuyas ofertas, en ocasiones, no son tan buenas.

Morillas ha generado el nombre y la identidad visual, el desarrollo tanto de la lengua, de la marca y el concepto de venta. El objetivo fue generar el nombre y la identidad visual, con el desarrollo del lenguaje y la comunicación y así poder competir contra grandes marcas internacionales. Hoy en día, Maestro Pizza, está creciendo con fuerza y ha puesto la mira en ambiciosos planes de expansión: Este es un proyecto totalmente integrado que ya se ha implementado y está disfrutando de un gran éxito, con ambiciosos planes futuros.

Packaging del porta pizzas                                                      Packaging y branding de los porta cafés

 maestro_042 maestro_052

Naming y Branding de los folletos de información  Naming y Branding de los folletos de información por fuera

maestro_032 maestro_022

Branding y Naming del local y los empleados

maestro_103

El mundo visto desde las palabras

Cuando uno se dedica al diseño gráfico y le encanta todo lo relacionado con la tipografía y los mensajes que las palabras, muchas veces sin darnos cuenta, pueden mostrarnos. Se derrite cuando ve soluciones tan creativas y tantos juegos visuales a través de las palabras y las letras que las conforman.

Una de las prácticas que muchas veces realizo en mis workshops, es la de intentar expresar de forma muy sintética, el significado de una palabra a través de sus caracteres. Ésta es una práctica que viene muy bien para adaptar la forma de pensar y de plantear nuestras ideas, ante un trabajo de identidad corporativa.

Os invito a que practiquéis en casa con cualquier palabra que se os venga a la cabeza, seguro que conseguís realizar cosas muy interesantes como las que muestra este vídeo. Un vídeo promocional del libro de Ji Lee “Word As Image”.

Visto en Demográfica

Hello Work o el romance entre palabras y eficacia

Da gusto ver como un juego de caracteres bien ordenados, en su sitio y justa medida dan como resultado algo que cumple su objetivo. Pocos nombres institucionales o comerciales pueden alardear de cumplir con las condiciones de lo que viene siendo un buen nombre sin más: simple, memorable, descriptivo y con proyección internacional. Para aquellos/as que no lo sepan el servicio de empleo japonés se llama Hello Work; así es, dos palabras occidentales y en perfecto inglés.

En cuanto a logo no hay mucho que decir porque ni frío ni calor ni todo lo contrario, pero lo verdaderamente relevante es la ruta que algún profesional nipón tomó hace varias décadas en cuestiones de naming. Si cierro los ojos casi puedo ver a nuestros meditabundos vecinos lejanos en el momento que consiguieron conectar el trabajo estratégico y creativo con su target: una nación estricta, trabajadora, cosmopolita y entusiasta (raro es que el nombre no lleve exclamación). Pero el mérito no reside sólo en conectar con la forma de pensar del público sino también en sortear un terreno pantanoso que viene dado por una cuestión muy simple: la gente acude a los servicios de empleo cuando no tiene uno, y eso es un aspecto negativo de la comunicación que hay que saber esquivar (más aun en un contexto social y psicológico donde el trabajo es tan importante). Un pequeño análisis:

Hello: Un saludo que invita a entrar, da la bienvenida y, además, contiene la dosis de euforia necesaria para comenzar con buen pie una nueva etapa laboral.

Work: Trabajo en general. Al no optar por el Job, que hace referencia a un puesto de trabajo en sí, se refuerza ese aura oriental del esfuerzo y la superación. Hola trabajo, estoy aquí para esforzarme y dar lo mejor de mí mismo.

Idioma: inglés: ¿Cómo superar el handicap lingüístico? Fácil: si bien el nombre inglés (y la entidad en sí) está enfocada a facilitar el entendimiento por parte de los extranjeros por otro lado tienen una línea clara y muy poco flexible en cuanto a la obligatoriedad del aprendizaje del japonés. Una de cal y otra de tofu. Afortunadamente miles de voluntarios imparten de manera gratuita clases a extranjeros.

Dos palabras que transmiten los valores necesarios para cambiar la actitud de la gente que se tiene que ver las caras con la extremadamente dura e inflexible legislación laboral japonesa. Aquí me permito apuntar este acierto estratégico ya que, de forma magistral, consiguieron el equilibrio entre una entidad rigurosa y su cara amable hacia el público sin perder la idiosincrasia japonesa en cuanto a la redacción de los materiales. En uno de los folletos para hispanohablantes (Hello Work aúna trabajo para japoneses y para extranjeros) se puede leer este simpático consejo-advertencia:

A los extranjeros que deseen trabajar en Japón: ¡trabajemos bajo la administración de empleo adecuada!

Yo, personalmente, pagaría por ver el vídeo de aquella reunión de equipo estratégico en la que algún redactor/a logró vender a un funcionario nipón su Hello Work que, esperemos, no le hiciera perder el suyo.

Autor del artículo:
Israel Martínez – Racó Nòmada
coworking@raconomada.com